Las habilidades son baratas. La pasión no tiene precio.

Fuente: Marco Ayuso – Atracción de Clientes

Cuando se trata de atraer clientes, existen distintas tácticas y métodos que podemos integrar en infinidad de estrategias. Todas y cada una puede (y debe) funcionar, si van soportadas por un buen estudio y análisis.

El problema, es que muchas de estas tácticas, suelen tratarse de habilidades con las que no contamos, y eso hace que nos detengamos antes de siquiera empezar. Es más, también es común que si nos estamos dedicando a algo nuevo, si dimos un giro a nuestra carrera y ahora empezamos a hacer lo que nos gusta de verdad, nos detengamos pensando en cosas como “¿Y si a nadie la gusta lo que hago?”, “¿Y si aún no lo hago tan bien?”, “Nadie necesita lo que yo hago”, “Hay miles que lo pueden hacer mejor”, etc.

Lo más importante es saber que las habilidades las podemos adquirir. Puede ser que nos lleve algún tiempo, pero seguro podremos perfeccionarlas con la práctica.

Por ejemplo, hablar en público es una gran táctica para atraer clientes. Conferencias, seminarios, congresos y pláticas nos ayudan a posicionarnos como expertos, pero si no nos gusta hablar en público o nos aterra hacerlo, empezando poco a poco, con grupos pequeños, nos puede ayudar a darnos la confianza para pararnos frente a grupos cada vez más grandes.

¿Y qué hay de las nuevas herramientas tecnológicas? No es raro escuchar que hay gente que no tiene un blackberry, iphone o cualquier otro smartphone porque “esas cosas son muy complicadas de manejar” o “te esclavizan”, pero son realmente poderosas al momento de estar en contacto con prospectos y clientes.

¿Qué significan todas esas cosas como RT, DM, #, etc.? ¿Sobre qué voy a escribir? ¿Facebook no es para estar en contacto con mi familia? ¿Qué es eso? ¿Qué hay de la seguridad? Son respuestas y pretextos que escucho muy a menudo sobre el uso de Twitter, Blogs, Facebook, Linkedin y otros medios sociales para construir relaciones y atraer clientes.

Las habilidades son baratas. La pasión no tiene precio.

No importa con qué habilidades no contemos, con la práctica, el tiempo y tal vez una pequeña inversión, lograremos desarrollarlas. Los expertos no se hacen de la noche a la mañana, el tiempo y las situaciones los hacen.

Lo más importante de todo es hacer las cosas con pasión. La pasión se nota. La pasión se transpira. La pasión de contagia. La pasión nos inspira a hacer las cosas que tengamos que hacer. La pasión vende.

Así que olvídate de las habilidades, sólo hazlo y practica. Pero sí ocúpate de sentir pasión por lo que haces, porque ésta no tiene precio.

¿Te has detenido por no tener una determinada habilidad?

Adela Raele

Asistente Virtual Certificada

AIR Global Office

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: