5 Consejos para una madre emprendedora

Ser mamá no es tarea fácil. Y serlo mientras se administra un negocio puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza si no siguen algunas pautas para organizar la vida como emprendedoras.

Si eres mamá, quieres tener un negocio, y tu hijo aún es pequeño, tal vez pienses que poder administrar un negocio con éxito es complicado. Seguro tienes amistades que llevan con éxito su negocio, y viven felices con sus familias. Mantenerse al tope en la vida familiar, en la vida social y en la vida de emprendedora no es imposible; sólo hace falta seguir estos 5 consejos.

1. Establecer prioridades

Ser una madre consiste en saber tomar decisiones y establecer prioridades. No es diferente a emprender un negocio: tomar decisiones y establecer prioridades. Cada decisión -en cualquiera de los dos  ámbitos- debe ser tomada con relación a nuestras prioridades.

Si no lo han pensado bien, ahora es el momento. Por ejemplo, ¿es importante para ustedes acompañar a su hijo a la escuela? Si es el caso, las reuniones de trabajo temprano por la mañana tendrán que descartarse. Al principio parecerá que estas pequeñas decisiones limitan sus opciones, pero se darán cuenta que les permitirán descubrir otras.

Establecer prioridades permitirá guiar día tras día las decisiones que tomen como “madre-emprendedora”, y les ayudará a desarrollar un método de trabajo.

2. Comunicación y límites

Este punto consiste en comunicar y establecer límites con su pareja, hijos, empleados y cualquiera que pueda verse afectado por la dedicación a su negocio (sobre todo si su oficina está dentro de la casa).

Asegúrense de dejar bien claro para qué sirve su oficina y para qué no. Comuniquen sus reuniones, a qué hora son y si es necesario gestionar otros arreglos (una niñera o movilidad, por ejemplo).

Si no piensan trabajar los fines de semana (porque eso establecieron como prioridad), que sus clientes lo sepan. Si sus clientes están informados, respetarán sus decisiones. Si no lo están, probablemente ustedes no quieran trabajar con ellos.

3. Modernización

La telefonía móvil está cambiando la forma de hacer negocios. Si desean lanzar su empresa, será necesario que compren un “smartphone”. Tener acceso inmediato a su correo electrónico y otra información disponible en Internet incrementará su eficiencia en la gestión de su negocio.

Estas nuevas tecnologías ayudarán a administrar mejor su tiempo. Pueden aprovechar herramientas de Google para controlar sus correos, contactos, agenda y documentos. Las funciones de GPS servirán para no perderse y llegar siempre a sus reuniones. Herramientas de comunicación como Skype serán útiles para conversar con clientes y colegas, a nivel local o internacional, sin ningún costo.

4. La oficina: una máquina de productividad

Regla: si no están cómodos en su oficina, no trabajan bien. Si odian su espacio de trabajo, migrarán a otras áreas de la casa.

Para empezar, tienen que evitar el desorden de documentos; consigan un archivador y un estante en el que puedan guardar todos sus papeles. Fíjense que su computadora tenga un buen rendimiento, y hagan un mantenimiento regular. Y consigan una silla cómoda para aguantar varias horas sentadas trabajando.

5. Renovar energías

Si sienten pasión por lo que hacen, será fácil ser absorbidas por su negocio, todo el día, los siete días de la semana. No olviden tomarse un tiempo para ustedes, para distraerse haciendo algo que les guste.

Como mamá es usual adoptar tareas y comprometerse a ayudar a la familia. Pero no olviden que necesitan darse un descanso, así que no duden en salir con las amigas a tomar un café o un trago de vez en cuando. Salgan con su pareja, vayan a hacerse masajes, o a ver una película, o inscríbanse en el gimnasio. No importa qué actividad sea; lo que importa es que ayudarán a renovar sus energías y regresar enfocadas a sus labores principales.

Fuente: Mercado y Negocios

 

Adela Raele

Asistente Virtual Certificada

AIR Global Office

A %d blogueros les gusta esto: